GARBAGE Y BLONDIE: GALERÍA DE FOTOS

Fotos: César Vicuña/Ocesa

Garbage

Esta semana comenzó con la visita de un par de agrupaciones legendarias en la historia del rock, además de ser comandadas por un par de líderes femeninas impresionantes en el escenario: Garbage y Blondie

El cierre del Rage & Rapture llegó a nuestro país, y los primeros en dar inicio a este gran concierto fue la banda comandada por Shirley Manson quienes dieron inicio con No Horses su más reciente tema.

Empty, Cherry Lips (Go Bayby Go!), fueron calentando los ánimos mientras Shirley con su vestido de encaje rojo, olanes y su encanto en el escenario iba revisitando algunos de los más grandes éxitos de Garbage.

Shirley se tomaba su tiempo entre canciones para contarnos su admiración y respeto hacia Debbie Harry quien la inspiró a tomar el microfono alguna vez y con quien compartió este tiempo de gira y quien siempre le ha mostrado su apoyo. Sugiriendo que todas las chicas debíamos apoyarnos las unas a las otras.

Por supuesto no todo es Shirley Manson en este acto ya que Duke Erikson, Steve Marker y sobre todo el genio Butch Vig hicieron que la agrupación sonara implacable en el Palacio de los Deportes.

15 temas fueron entregados por la agrupación, Special, Stupid Girl, Only Happy When It Rains, Push It y Vow para cerrar la participación de Garbage que culminó con Shirley retorciéndose por el piso.

Blondie

13, 500 personas reunidas con la emoción a tope ahora aguardaban por la siguiente agrupación.

Tres pantallas se encendieron con una estática que anunciaba que el show de Blondie estaba por comenzar y fue así como sonó One Way Or Another el gran momento para comenzar una fiesta, con la magia de grandiosos visuales.

“Este es el último show así que vamos a divertirnos”, comentó Debbie Harry vestida con un traje de abeja.

Como se esperaba los más grandiosos éxitos de Blondie fueron transcurriendo por la noche, Hanging On The Telephone o Call Me.

También los temas de su más reciente álbum Pollinator como Fun y Gravity.

Maria, Atomic y Heart of Glass hicieron estremecer a los asistentes que cantaban y disfrutaban de cada uno de estos éxitos.

Llegó el encore y lo mejor estaba por venir. Harry gritó, ¡Viva México! y así es como llegó el turno de su versión al clásico de Titanic, original de Celine Dion, My Heart Will Go On, también el de The Paragons, The Tide Is High y cerrar con Dreaming.

 

You Might Also Like