Taking Back Sunday saldó su deuda con nuestra adolescencia

Taking Back Sunday

Muchos de los presentes la noche del 26 de abril en el Lunario conocieron a Taking Back Sunday en su adolescencia. Ese momento donde una canción puede salvar tu vida, donde la música te define. 19 años de espera explotaron en sólo unos segundos, cuando escuchamos “You Know How I Do”. Saltos, slam, sudor, gritos a todo pulmón y una que otra lágrima serían la constante de la velada.

Taking Back Sunday

“Damas y caballeros”, nos saludó Adam con su mejor intento de español. El vocalista se mostró conmovido durante todo el show, y aunque dijo que no suele hablar tanto, estuvo muy parlanchín entre canciones. También nos sorprendió la maestría con la que lanzaba su micrófono cual artista circense.

Los temas más coreados fueron de su debut, Tell All Your Friends (2002), y Louder Now (2006). Pero al frente los fans demostraron que podían corear sin problema los temas de todos sus discos. Muchos llevaban carteles pidiendo sus canciones favoritas.

Taking Back Sunday

Uno de los más afortunados fue Arturo, cuyo cartel pedía subir al escenario para cantar “A Decade Under the Influence”, deseo que fue cumplido. Las voces de los asistentes ahogaban la de este chico, pero aún así se le notaba confiado junto a Adam, de quien se despidió con un gran abrazo.

John Nolan también interactuó un poco con el público, siempre sonriente y sorprendido con la respuesta de los mexicanos que no dejaban de gritar y hacer crowd surfing. El reloj corría por lo que Adam decidió que sería mejor no hacer encore para que diera tiempo de tocar más canciones. La banda de Long Island continuó con un combo mortal: “Cute Without the ‘E’ (Cut From the Team)” y “Better Homes and Gardens”, canción que Adam considera la más triste que han escrito.

Después de “Call Me in the Morning” sabíamos que el fin estaba por llegar. “Yo no hago las reglas”, se disculpó Adam por tener que despedirse y dio inicio a “MakeDamnSure”, canción que aún duele como si fuera el 2006. Por unos minutos, todos los presentes volvimos a ser esos adolescentes con el corazón roto y todas las emociones se liberaron.

Sin duda fue una noche mágica, un buen resumen de la trayectoria de la banda y mucha interacción. Los integrantes de TBS prometieron volver y por el éxito obtenido sabemos que no volverá a pasar tanto tiempo para que estén de regreso por acá.

Fotos por Diego Vigueras

Sputnik

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply