The Offspring y su gran fiesta en la CDMX

The Offspring

Esperamos años para que The Offspring se presentara en la Ciudad de México y el domingo 13 de Octubre en el Pepsi Center se hizo realidad el sueño de muchos con un gran concierto que terminó en ser Sold Out.

Fotos por: Jorge Garduño

El inicio de la gran noche de The Offspring

Se venía una noche llena de nostalgia, punk y mucha cerveza, pero antes de que The Offspring saltara al escenario, el Chingadazo de Kun Fu puso calientita a la gente que iba entrando del frío que se vivía en la ciudad. Sus éxitos “No me Importa (¡oh, Oh!)” y “No Lo Tomes a Mal” prendieron a la gente que ya se encontraba muy enardecida por la llegada de Dexter Holland, Noodles y compañía. 

Para cuando ya eran casi las nueve de la noche, The Offspring al fin pisó la Ciudad de México para ofrecernos un concierto. El show comenzó con un mariachi de fondo, que puso como locos a los seguidores de la agrupación, la banda saltó al escenario para interpretar “Americana“, seguida por “All I Want”, esta siendo una de las canciones más aceleradas de la banda, hizo que todos perdiéramos el aliento desde los primeros minutos del concierto.

The Offspring

Noodles se tomó unos segundos, para preguntar si alguien los había visto presentarse en el Knotfest de hace unos años en el Foro Pegaso y reconoció a un fan enmascarado, el cual también muchos conocemos por la fama que tiene de estar en todos los concierto hasta adelante. 

The Offspring
The Offspring

The Offspring no dejaba que sus fans tomaran un pequeño descanso, lanzaban canción tras canción, “Come Out and Play“, “It Won’t Get Better” y “Want You Bad” siguieron con la locura.
Al fin, un pequeño, pero muy pequeño descanso y la banda regresó al escenario para interpretar “Mota” y ya era de esperarse que viéramos gente volar una sobre otra. Cuando llegó el turno de “Original Prankster” la infancia y juventud de los asistentes se hizo presente.

The Offspring ama a México

La banda se volvió a tomar un pequeño descanso, tal vez la edad ya les pesa después de tanta entrega sobre el escenario, pero nos dejaron bien en claro un par de cosas. La primera es que nos aman y que prometen volver más seguido, sí claro como cuando le creíste a tu ex el “felices por siempre.” La segunda cosa que dejaron clara es que aman la cerveza y el tequila, también son fans de nuestra amplia variedad de comida, eso lo pudimos ver reflejado en sus panzas, pero así los amamos nosotros.

The Offspring - Noodles

La noche seguía su marcha, los chavorucos bailaban y unos incluso acompañados por sus hijos dejaban la pena de lado para enseñarnos como aún raspan la chancla. Un piano invadió el escenario y la parte tranquila del show llegó con “Gone Away” y Dexter Holland demostraba su poderosa voz, algunos lloraban y otros se abrazaban, pero eso sí, el gran ambiente no paraba.

La recta final

El momento esperado ya había llegado para los que no eran fan from hell, los grandes éxitos, esos que sonaban en MTV cuando era chido, por cierto, retumbaron nuestros oídos y rasparon nuestras gargantas. “Why Don’t You Get a Job?”, “Pretty Fly (For a White Guy)” y “The Kids Aren’t Alright“, fueron las más coreadas por todos en el Pepsi Center, donde también pelotas que salieron del escenario hacían lo suyo para que la gente, aunque ya grande y cansada pudiera chavorockear.

The Offspring

The Offspring en toda la noche no paró, y para cerrar lo hicieron con broche de oro, interpretando “You’re Gonna Go Far, Kid” y “Self Esteemcon su famoso La La Laaaa. Sin duda fue un gran noche donde Noodles, Dexter y compañía nos enseñaron algo: no importa la edad, no importa la panza, siempre podrán dar un gran show y podrán regalarnos la mejor noche. Eso sí esperamos que toda esa energía les haya ayudado a bajar los taquitos y el tequila.

Galería

Támbien te puede interesar: Entrevista Bad Religion Jay Bentley y la era de la sin razón

You Might Also Like