Whitechapel estrenó ‘The Valley’, un disco que los lleva a otro nivel

whitechapel-the-valley

Whitechapel estrenó el 29 de marzo el séptimo disco de su carrera. The Valley es el título de este disco que se nota diferente desde la portada, ya que por primera vez en su carrera la famosa hoja metálica de corte no aparece como protagonista, sino un ojo vigilante en el cielo rojo sobre un bosque tétrico y solitario. 

Un Whitechapel diferente desde la portada

Un concepto visual diferente al que nos tenía acostumbrados la banda de deathcore que como muchas otras a veces apelan al soft gore, a lo agresivo y violento. Esta portada es eso pero llevado a un nivel metafórico o más psicológico que nos remite a la portada de algún thriller sobre asesinos en serie.

Al darle play nos damos cuenta que lo visual es sólo el inicio de este cambio, The Valley‘ inicia a tope con “When a Demon Defiles a Witch y podríamos esperar que todo el disco va sobre este “mood” pero al llegar al coro nos encontramos con voces limpias sin sacrificar la potencia de la música, poco a poco avanzamos por interludios muy melódicos y pasajes sorprendentes que no bajan el ritmo de la música, sólo son parte natural de un viaje por ese bosque que aparece en la portada. 

Un cambio para bien

A veces los cambios dan miedo, los fieles seguidores de las bandas patalean cuando se les dice que la banda ha cambiado (pregúntenle a los de Metallica), otros se asustan y quieren que su banda siga sonando igual que siempre.

Whitechapel hizo un cambio en su sonido sin sacrificar nada, la incorporación de voces limpias en toda una canción como “Third Depth” no los hacen ni más fresas ni más vendidos, al contrario, fue un riesgo que tenían que tomar para poder comunicar el dolor y sufrimiento que necesitaban transmitir las letras y no podían ir dentro del contexto de deathcore siempre a full como lo conocemos. En ‘The Valley’ canción tiene una función, pues tenemos la brutalidad de antaño en “Forgiveness is Weakness y nuevos sonidos mezclados de manera perfecta como alquimistas buscando la dualidad del universo. Este disco es la iniciación de la banda hacia una nueva etapa más grande.

“Hickory Creek” y la antes mencionada “Third Depth” son dos canciones que se salen totalmente del sonido que conocimos alguna vez de Whitechapel y exploran los rasgos del progresivo, el grunge y el new metal que nos remite a bandas como Karnivool, Soen o Leprous. 

Basado en eventos reales

El disco tiene el subtítulo “Based on true events” (basado en eventos reales) y eso es porque Phil Bozeman , vocalista de la banda habla en las letras de las dos canciones antes mencionadas sobre los abusos que sufrió por parte de su madre que padecía problemas mentales. 

Sin duda ‘The Valley’ es un parteaguas en la carrera de Whitechapel, un riesgo que debían tomar para dar un paso más allá como banda y nosotros lo agradecemos, esperamos que al igual que lo que sucedió con Parkway Drive y su disco ‘Reverence’, este álbum sirva para llevar a la banda a los festivales más grandes de todo el mundo arriba de las letras chiquitas.

You Might Also Like