Misfits: el eterno Halloween

Sábado por la noche. Una invasión de cráneos demoniacos se daba cita en el Foro Norte. Los inadaptados que llegaban a Naucalpan tenían una sola intención: disfrutar de la emblemática agrupación punk.

DSC05476 DSC05521

En el escenario, Biomortek presentaba su metal industrial a los asistentes, quienes no se veían del todo convencidos, pero conforme pasaban las canciones se volvían más participativos. Después, fue el turno de Puerquerama. Su desnudez y letras provocadoras lograron que la espera fuera mucho más amena. Un gran número de personas aprovechó para bailar, alzar sus puños y comenzar los mosh pits.

DSC05532 DSC05562

Una banda más antes del acto estelar: Dead Rising. El horror punk de los regios no logró calmar la ansiedad del público, pues eran casi las 11 y todos deseaban ver a Misfits. La espera terminó, las luces se apagaron y sonó el intro de Halloween, película dirigida por John Carpenter. Enseguida, la banda interpretó el tema homónimo.

DSC05585 DSC05595

Todos coreaban y al centro se abría un gran mosh pit. Se escuchó “Fiend Club” y “Scream!” donde Jerry Only invitaba a todos a gritar con él.  “20 Eyes” y el ánimo no bajaba, la interacción era breve y al estilo de los Ramones pasaba canción tras canción a un ritmo acelerado.

DSC05612 DSC05619

“I ain’t no goddamn son of a bitch” gritó el icónico bajista (y ahora vocalista) antes de “Where Eagles Dare”. Destacaron temas como “She”, “American Psycho” y “Dig Up Her Bones”, en este último invitaron a Jhon Coffin Embalmer (vocalista de Dead Rising) a cantar con ellos.

DSC05632 DSC05647

“Night of the Living Dead”, “I Turned into a Martian”, “Return of the fly” y una efímera versión de “Attitude” continuaron la velada donde todo el tiempo se veían puños en el aire y crowdsurfing, Jerry agradeció el ánimo. El festín de sangre siguió con canciones como “Helena” y “We Are 138”, el líder – y único Misfit original – aprovechó para presentar a su banda: Dez Cadena en la guitarra, Eric “Chupacabra” Arce en la batería y su hijo Jerry Caiafa II en la segunda guitarra.

DSC05716 DSC05741

El encore al igual que las canciones no podía durar más de 2 minutos. “Saturday Night” y después “Descending Angel”, dedicada al bajista de Dead Rising, quien desafortunadamente falleció hace poco. Para “Die, Die my Darling” muchos en el público que ya se habían cansado después de la frenética hora y veinte, volvían al mosh pit para dar su último esfuerzo.  “Hellhound” terminó con el evento donde los fanáticos del punk (vieja y nueva escuela) disfrutaron con la mejor actitud una noche llena de muertos vivientes, psicópatas, demonios, etc. En pleno diciembre.

DSC05748 DSC05753

misfis

You Might Also Like