Lo mejor de Tecate Coordenada 2019

Hola, Guadalajara. Nos volvemos a encontrar. Últimamente vivir la experiencia festivalera junto a los tapatíos se ha convertido en uno de nuestros momentos favoritos del año. En Tecate Coordenada todos somos amigos que disfrutan la música al máximo y por lo tanto el ambiente es envidiable. El clima ha sido generoso a pesar de una ligera lluvia el viernes por la tarde, pues el cielo nublado es perfecto para que la energía rinda más horas.

Comenzamos nuestro itinerario en Bandalos Chinos, argentinos que cada vez andan más seguido por acá. A pesar de la hora congregaron a una buena cantidad de gente que no dejó de bailar y corear sus canciones. Sin duda van por buen camino. En el escenario de enfrente el post-punk de Belako ganó nuestra atención y nos llevamos una grata sorpresa con su acto. Algo tienen las bandas españolas que siempre es garantía.

Uno de los shows más esperados era el de The Drums, pues el cariño entre Jonny Pierce y México sólo crece con los años. Todos disfrutamos los peculiares bailes del sensible neoyorquino y recordamos la adolescencia por unos minutos. Otro de los momentos que logró reunir a la mayoría de los asistentes fue LP, artista a la que no dejaron de llegarle regalos: ramos de flores, cartas… Laura no dejaba de cantar con su potente voz mientras le pasaban toda clase de objetos desde el público. “Lost On You” retumbó en toda la explanada del Estadio Akron.

Desde Noruega, Kakkmaddafakka no es la clásica banda nórdica. La fiesta es su especialidad y lograron poner a todos eufóricos. La alegría se desbordó por todos lados, el escenario les quedó chico. Uno de nuestros sets favoritos del festival sin duda.

The Neighbourhood nos deslumbró con el brillo en el rostro de Jesse Rutherford y sus trajes metálicos. Los californianos hicieron un repaso por su trayectoria complaciendo a sus aguerridos fans. En el escenario de enfrente, la linda Jenny Lewis se entregó demostrando su talento como multiinstrumentista e intérprete.


Juanes logró congregar quizá a la mayor cantidad de gente durante todo el primer día de Coordenada. Es como si estuviéramos en un karaoke masivo donde todos se saben las canciones del colombiano que no teme mezclar cumbia con guitarras. Del otro lado Café Tacvba celebró sus 30 años con un impresionante juego de luces y un set que incluyó clásicos, así como algunos temas para fans de antaño o más clavados. El palomazo se dio en “Chilanga Banda” pues Alemán apareció para soltar unas rimas.

Vampire Weekend nos conquistó con su perfecta ejecución, así como con sus globos terráqueos que terminaron rebotando entre el feliz público que no dejó de saltar. La banda de Nueva York tenía una década sin pisar Guadalajara, por lo que intentaron ir rápido para compensar el tiempo perdido y recorrer sus cuatro discos de estudio. Muchos comenzaron la retirada al terminar el set, pero los aferrados fueron a bailar con Hercules & Love Affair. Aún nos queda un día por delante, por suerte la salida es mucho más sencilla que la última vez que estuvimos en este lugar.

Sábado 19 de octubre

La lluvia siguió amenazante pero en general la temperatura fue de lo más agradable. Iniciamos fuerte con la Tokyo Ska Paradise Orchestra, quienes sufrieron algunas fallas técnicas que recortaron su set, pero aún así lograron un respetable slam y hasta nos pusieron a cantar una divertida versión de “Cielito lindo”. Cherry Glazerr nos dio la dosis que necesitábamos de Grrrl Power, pues Clementine Creevy tiene una vibra noventera perfecta para los fans de Hole o Sleater-Kinney. Su voz es asombrosa y logró hipnotizarnos.

Little Jesus demostró cómo ha crecido en los últimos años, pues las canciones de sus tres discos se escucharon fuerte y el ambiente fue de lo mejor. Los originarios de la CDMX aprovecharon el lugar y enseñaron su amor por las Chivas de Guadalajara. También invitaron a la joven Bratty para interpretar “TQM”.

Desde España, León Benavente nos sorprendió con su energía. Sus tintes de post-punk y sus letras políticas que reflejan la realidad de su país se ganaron los aplausos de propios y extraños. Por otro lado, los consagrados Babasonicos disfrutaron el cariño que les tiene México y a pesar de la lluvia pusieron a corear al festival temas como “Pijamas”, “El Colmo”, “Putita” e “Irresponsables”

Billy Idol comenzó fuerte pues “Dancing By Myself” fue la segunda canción de su show. A pesar de los años, el inglés sigue siendo un showman: teatral, intenso y un rebelde. Su banda luce su virtuosismo, sobre todo su guitarrista, Steve Stevens, quien acaparó la atención en repetidas ocasiones.
“Rebel Yell” fue uno de los himnos del festival y el cierre con “White Wedding” dejó a varias generaciones satisfechas. Un viaje en el tiempo sin duda a toda una era del rock.

El slam más grande se dio en Ska-P y nadie quería dejar de divertirse. Los españoles hablaron de la importancia de la diversidad e incluso ondearon la bandera LGBT. El mood opuesto estaba en The National, donde varios fueron a llorar en silencio. Otros cuantos a cantar a todo pulmón y la mayoría a admirar a Matt Berninger y su explosiva y elegante personalidad. A pesar de no contar con uno de sus guitarritas ( Bryce Dessner ) debido a un compromiso personal, la banda ofreció un set cumplidor haciendo énfasis en su última producción: I Am Easy To Find.

Para cerrar el festival de la mejor manera nos dimos cita en Caballo Dorado, porque obviamente no podíamos con el morbo. “No rompas más” sorprendió y puso a todos a bailar como en las bodas. Sin embargo, al tratar de completar el tiempo de su set la banda recurrió a muchos covers tocados a medias, chistes y comentarios fuera de lugar. Eso sí, al llegar el “Payaso de Rodeo” la gente respondió de la mejor manera y no sabemos si se logró alcanzar el récord del mayor baile de cuadrilla, pero lo bailado nadie nos lo quita. Algunos aprovecharon para repetir “No rompas más” y otros comenzaron la huida.

Tecate Coordenada cumplió una vez más con sets increíbles, diversión para todo tipo de público, un venue acondicionado y buena logística para el acceso al mismo. ¡Te extrañaremos, Guadalajara! Pero seguramente pronto estaremos de vuelta.

Fotos cortesía de OCESA

You Might Also Like