Yndi Halda y su marea de emociones en Departamento

Post-rock desde Inglaterra por primera vez en México. La emoción de ver a Yndi Halda después de tantos años hizo que muchos comenzaran a hacer fila desde temprano afuera del departamento ubicado en la colonia Roma. La intimidad del lugar prometía una noche única, pues literalmente es como ir a casa de un amigo y presenciar un show en su sala. Los 150 afortunados que ahí se encontraban iniciaron la velada con el folk de Joaquín García, las emociones estaban a flor de piel pero aún faltaba lo más intenso.

Los ingleses se acomodaron en el escenario y los que no habían agarrado buen lugar intentaron meterse lo más adelante que pudieron. Era difícil ver algo si no estabas en las primeras dos filas, pero la música era todo lo que necesitábamos. Cuatro canciones que se extendieron por poco más de una hora fueron suficientes para emocionar hasta las lágrimas. Los sentimientos se descargaron en forma de gritos, aplausos, headbanging y saltos hasta callar euforicamente al que se atreviera a romper la mágica atmósfera, que si bien no era un silent concert, era para clavados en el género.

 

Antes de terminar el set, los integrantes abandonaron su lugar y avanzaron entre la gente mientras hacían unas bellas armonías gracias a sus tone chimes, campanitas celestiales que nos llevaron a otro mundo. Fascinados por el hermoso momento, los asistentes los ovacionaron y aprovechando la cercanía platicaron con los integrantes mientras compraban merch o simplemente los felicitaban por el show.

En este ambiente de camaradería y DIY nos despedimos de la banda y estamos seguros no pasará mucho tiempo sin verlos de nuevo por acá.

Fotos por Paola Baltazar

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply