6 horas de punk rock y el merecido festejo por los 50 años de Vans

Vans cumple 50 años y lo festejó este domingo en el Deportivo Plateros con el Van Doren Afternoon Special in the Park. La reconocida marca consintió a los asistentes con un cartel que reúne a las promesas del punk hispano y actos consolidados internacionales, comida, bebida y un excelente ambiente.

Chingadazo de Kung Fu fue recibido con entusiasmo por los asistentes, que desde temprano llegaron al lugar. La agrupación originaria de la CDMX aprovechó para estrenar un tema, grabar video e invitar a Aldo (Tungas) a cantar “Sigo Perdiendo” como un homenaje a la banda que subiría más tarde al escenario y ha inspirado tanto al Chingadazo. Los temas de su debut, Orinando contra el viento, y su peculiar sentido del humor, fueron sólo el gran inicio de un día que prometía ser inolvidable.

La brutalidad de Cardiel invadió nuestros oídos minutos después y no pudimos mas que rendirnos ante el estridente, pero muy profesional, dúo venezolano. Samantha en la batería y Miguel en la guitarra nos mantuvieron atentos a sus pasajes psicodélicos que van del stoner al dub. Ese fue el beat para que bailáramos, bromeó él, quien estaba muy contento de que Vans organice esta clase de festivales.

 

12516495_10153390112601516_1789684247_n

Para los nostálgicos, Seguimos Perdiendo significaba gritar a todo pulmón esos himnos de secundaria/prepa. Muchos de los asistentes iban sólo a ver a la agrupación, algunos hasta llevaban a sus pequeños hijos a quienes cargaban en hombros. Cada canción se coreó con enorme sentimiento y cariño a la banda que durante dos décadas le ha dado voz a una generación.

 

12721604_10153390112831516_419904826_n

Desde el momento en el que Wavves apareció, Nathan nos informó que estaba muy enfermo. A los pocos minutos, ya había perdido completamente su voz. Sin embargo, la banda supo aprovechar este infortunio para convertirlo en algo inolvidable. ¿Quién se sabe “Idiot”? preguntó el vocalista. Una valiente chica subió e interpretó el tema mientras abajo en las primeras filas el moshpit no daba tregua.

Los circle pits y el crowdsurfing jamás se detuvieron. Tampoco los gritos, aplausos y puños en el aire. El set se convirtió en una especie de Karaoke donde fans interpretaron también “My Head Hurts” y “Green Eyes”. Esto, junto a momentos como “Post Acid”, “Heavy Metal Detox” y “King of the Beach” completaron un show que a pesar de la adversidad jamás dejó de ser divertido. Wavves promete que regresará pronto.

 

11099720_10153390112951516_51295177_n

“Queen of Hearts” abrió el set de Fucked Up y desde ese momento, su frontman ya se había bajado del escenario dispuesto a destrozar todo a su paso. Lo que el conjunto canadiense hace nos recuerda el hardcore clásico de los ochenta: el sudor, la pasión y el atasque de la música. “Police” fue dedicada a los que han sido víctimas de la brutalidad policíaca. Los momentos experimentales crearon una atmósfera mágica que mutaba a la perfección con lo ruidoso y teatral que puede ser su vocalista. “The Other Shoe” puso fin a la enérgica presentación.

12674190_10153390113991516_1680431669_n

Anocheció, pero el público seguía llegando. Desde Pittsburgh, Pennsylvania, Anti-Flag llegó con un discurso de igualdad y unión, dando gracias a los que han estado ahí desde el inicio, a toda la comunidad punk y a los que están interesados por otras cosas que no sean sólo ellos mismos. “The Press Corpse” inició la locura, también sonaron “Fuck Police Brutality” (donde todos levantamos nuestros dedos medios), “Should I Stay or Should I Go?” (cover a The Clash), “This Is the End (For You My Friend)” y “Die for the Government” junto a su correspondiente mensaje anti Donald Trump y la batería a nivel de piso.

12895388_10153390121856516_97728674_n

Deshechos, pero muy felices, los asistentes comenzaron la retirada. Fueron seis horas de música increíble, brutales circle pits y (como todos los conciertos punk) reuniones de grandes amigos. ¡Gracias, Vans! Fue un festejo increíble.

 

You Might Also Like