Platicamos con White Lies sobre su nuevo álbum: ‘Five’

Hace 10 años White Lies llegó a nuestras vidas con un debut perfecto para los amantes del post-punk revival. El trío inglés conformado por Harry McVeigh, Charles Cave y Jack Lawrence-Brown lanza este 2019 su quinto álbum de estudio con la confianza que da una década de arduo trabajo y el respaldo de sus fans.

Platicamos con Harry y Jack acerca de Five y la evolución de la banda. Algo que hay que aplaudir es que estos tres amigos comenzaron un proyecto llamado Fear of Flying desde que eran adolescentes y se han mantenido juntos hasta el momento. “Quizá es porque los tres venimos de familias muy estables, nuestros padres siguen juntos y lo han estado desde hace mucho. Tal vez esas bases en tu vida te dan una idea del compromiso, de cómo entender cuando otra persona necesita tiempo o espacio”, menciona Harry.

Al comenzar a escribir canciones que sentían eran mucho mejores se cambiaron el nombre a White Lies y con ese nuevo comienzo llegó To Lose My Life. Los debuts exitosos siempre son complicados porque una parte de tus fans se aferra a ese sonido. “Siempre hay un riesgo. Tenemos suerte de que no recibimos muchos comentarios groseros, que nos hagan sentir mal sobre lo nuevo. Hay una minoría que siempre dirá que ama más el primer álbum que cualquier otra cosa que hagamos y está bien, cuando salió TLMF significó algo importante para muchos. Y siempre está ese comentario de que no hemos hecho nada bueno desde “Death” o lo que sea, y puedes sentirte así si quieres, es tu opinión” dice Jack.

Sin miedo al qué dirán el primer sencillo que lanzaron de Five no era algo en el sentido tradicional, pues “Time to Give” dura más de siete minutos. El baterista comparte sobre esta estrategia: “La respuesta ha sido muy buena, nos sorprendió y restauró mi fe en el negocio de la música porque la canción es retadora, va creciendo poco a poco y algunos pueden pensar que es eterna, pero los fans están emocionados y han mostrado interés en el resto del álbum”.

“Tratamos de no pensar en lo que dirán los demás mientras hacemos canciones. Creo que caes en una trampa cuando cambias lo que sientes por querer complacer a los demás. Como una banda creemos que lo que amamos es algo que los fans van a amar también, así que tienen que confiar en lo que hacemos”, menciona Harry.

Sobre el proceso de composición

Harry nos cuenta lo que hace con Charles: “Él tiene ideas de cosas que quiere escribir, no necesariamente la letra, y a veces sólo hacemos armonías o la progresión de cuerdas, una idea de la melodía. Una de las mejores habilidades de Charles es que puede ponerle palabras a lo que sea, entonces nos sentamos juntos y silbamos o tocamos el piano y él escribe.

Mientras  grababan el álbum nos contaron lo que estuvieron escuchando. “Charles y yo pasamos muchas horas bebiendo café en mi departamento escuchando de todo. Por otro lado, al ingeniero le gusta mucho Toto, así que escuchamos canciones de sus inicios. Son muy interesantes, queríamos replicar su cursilería. Siempre regresamos a bandas como Tears for Fears, Talk Talk, Echo and the Bunnymen. Cuando ves el proceso de producción y grabación de los ochenta es algo a lo que aspiramos. Era muy artesanal”, dice Harry.

Al preguntarle sobre bandas más recientes Harry recomienda la psicodelia japonesa de Kikagaku Moyo. “Los vi hace poco y fue increíble. La guitarra es muy etérea, espacial y hay muchos momentos así en el nuevo álbum”. Jack recomienda al compositor londinense Westerman. “Debe ser de nuestra edad, lanzará nuevo disco en 2019”.

Independencia y viejos colaboradores

Five también significó nuevos retos pues cuando comenzaron no tenían disquera, sin embargo muchos amigos estuvieron dispuestos a ayudar. “Teníamos que invertir nuestro propio dinero, lo cual da miedo porque no sabes si regresará, pero al mismo tiempo tienes control total, nadie te dice lo que debes hacer. Cuando empezamos, decidimos la gente con la que queríamos trabajar, les contamos nuestra situación, que había menos presupuesto, etcétera.

Aunque producimos el álbum, trabajamos con nuestro ingeniero de toda la vida, James Brown. Grabamos en el estudio de Alan Moulder e incluso llegó Flood a tocar sintetizadores gratis. Alan lo mezcló y suena fantástico porque él es el mejor. Fue genial porque no había razón para ayudarnos, pero mucha gente con la que trabajamos en el pasado se quiso sumar y están de acuerdo en que será el mejor. Fue un placer, nos divertimos mucho” dice Jack.

La nueva era

Se acerca su tour y eso también significa cambios en el setlist. Ellos creen en la rotación hasta encontrar el correcto y no descartan la posibilidad de incluir algún b-side (“Taxidermy”) para sus fans más hardcore. Para la promoción de Five la banda visitó México a finales de 2018 para grabar el video de “Believe It” y aprovecharon para hacer un Q&A con varios fans. Esta clase de actividades se agradecen y les teníamos que preguntar si ellos alguna vez fueron a fanearle a algún artista.

Harry dice ser muy tímido para acercarse, pero nos contó algo que hizo Charles cuando tenía 16: Antes de Blood Orange, Dev Hynes tenía una banda de electro punk llamada Test Icicles y Charles era muy fan, así que sale en uno de sus videos. Se ve muy diferente a como es ahora. Jack confiesa: “Una vez le di a Keith de We Are Scientists un demo de Fear of Flying. Dijo que lo escucharía y nunca me escribió”.

Retrospectiva y consejos

Por último nos resumieron lo que sienten respecto a cada uno de sus discos:

To Lose My Life (2009): “espontáneo y abrumador porque estás aprendiendo sobre la marcha. Haces cosas muy extrañas pero a veces salen de la mejor manera”.

Ritual (2011): “apresurado, estresante debido al éxito del primero. Probablemente debimos dejar pasar más tiempo, pero es lo que es”.

Big TV (2013): “fue lo contrario porque tuvimos mucho tiempo para escribirlo, fue relajado, mejor planeado”.

Friends (2016): “experiencia, más confianza, nos sentimos a cargo: del presupuesto, del equipo de trabajo”.

Five (2019): “independiente y confiado”.

“No tenemos arrepentimientos porque cada álbum marca un momento de nuestras vidas y para mí cuando los escucho me ponen en ese lugar otra vez. Incluso cuando escuchas tus errores o cosas que no te gustan tanto, aún marcan ese momento y ahí querías hacer justo eso” dice Harry. Jack se despide con un último consejo: “Pasa todo el tiempo posible grabando, escribiendo música, ensayando. Tienes que practicar, los mejores lo son por todo lo que van aprendiendo. Aunque la música debe ser espontánea necesita toda esta dedicación”.

¡No te pierdas a White Lies en El Plaza Condesa y el Corona Capital Guadalajara el próximo mayo!

Te dejamos Five para que llegues preparado

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply