Knotfest 2016: los mejores momentos e imágenes (domingo).

FOTOS: Roberto Fores/Diego Vigueras

Sin importar el cansancio del día anterior, muchos llegaron desde temprano para apoyar al talento local con Joliette, aunque también es cierto que muchos venían frescos pues era apenas su primer día en el Centro Dinámico Pegaso. El set fue breve pero conciso y a pesar de que la última canción fue saboteada por el equipo técnico que apagó los instrumentos por haber rebasado la hora pactada, sólo hizo que la banda recibiera más cariño y respeto de los presentes por seguir tocando y terminar bajo sus propios términos.

1-60web 1-61web 1-62web
1-64web 1-65web
1-67web 1-68web

Muchos no entendían que hacía Sabrina Sabrok en el cartel, lo cierto es que la banda que armó junto a su esposo (ex Here Comes the Kraken) causaba cierta expectativa fuera del morbo de la mayoría que ahí se encontraba. Desafortunadamente, la música pasó a segundo plano y la ex-edecán ni siquiera se molestó en cantar. Lip sync y un desagradable espectáculo sadomasoquista terminaron por causar asco en los presentes. Quizá la argentina nos llame mustios y de mente cerrada, pero las caras del público no eran precisamente de placer.

1_nothingmore-1 1_nothingmore-7 1_nothingmore-6 1_nothingmore-5 1_nothingmore-4 1_nothingmore-3 1_nothingmore-2

Por suerte llegó Nothing More y las cosas volvieron a la normalidad. Los texanos sorprendieron a propios y extraños con su energía y sobretodo con el momento en el que montaron el bajo de forma que todos pudieron tocarlo al mismo tiempo (incluso con baquetas) lo que creó un interesante sonido.

Enter Shikari también sabe como prender al público y desde que salieron al escenario con la bandera de México sobre su batería y Rou Reynolds haciendo volar su micrófono -con todo y pedestal- por los aires, sabíamos que se trataría de un gran show. Los británicos estaban sorprendidos con el recibimiento, pues era su primera vez en el país y dieron lo mejor de sí con su fusión entre post-hardcore y electrónica.

3_entershikari-10 3_entershikari-9 3_entershikari-8 3_entershikari-7 3_entershikari-6 3_entershikari-5

Hay bandas que saben ganarse al público con su talento y no sólo colgándose una bandera en el cuello o sobre la batería y Animals As Leaders lo sabe muy bien, pues mientras «Enter Shakira» estaba entreteniendo a la juventud del Main Stage, del otro lado, los más clavados en el progresivo y los desfiles infinitos de notas se amontonaban a pesar de ser muy temprano aún, para ver a una banda que ha revolucionado el mundo del metal progresivo y la guitarra. Tosin Abasin, el lider de este trío que sin bajo y con guitarras de 8 cuerdas le saca orgasmos auditivos a sus fans quienes seguro son músicos y sueñan con tener el talento de este afroamericano que sabe cómo hacerle el amor a su tremendo guitarrón no apto para manos pequeñas.

1-90web
1-92web 1-93web 1-94web 1-95web

El climax del día empezó con Ministry en el escenario principal. Las leyendas del metal industrial desde muy temprano nos hicieron saber su postura respecto a Donald Trump con “Punch in the Face” donde vimos a Al Jourgensen golpear al portador de una máscara del candidato a la presidencia de Estados Unidos. Para “Señor Peligro”, “LiesLiesLies” y “N.W.O.” un gran mosh pit/ circle pit/estampida ya se había desatado al centro y era brutal. Definitivamente lo mejor del KnotFest estaba por llegar.

1-97web 1-98web 1-99web 1-100web 1-101web 1-102web 1-103web 1-105web 1-106web

A estas alturas, los horarios del Iowa Stage ya estaban desfasados a lo anunciado, lo que provocó que pudiéramos ver mitad de unas bandas y mitad de otras para no perdernos de nada. Ver a Carcass es ver a una de las bandas más solidas en cuanto a carrera y sonido se refiere, siempre fieles a su virtuosismo y violencia musical, dieron una auténtica cátedra de lo que significa ser trve. Con un setlist bastante variado respecto a su discografía, provocaron un slam que no paro ni un sólo segundo de su show. No siempre se ven señores, jóvenes, adultos, novios cargando a novias, novias cargando a novias y más personajes en un mismo remolino que danza al ritmo de la música. ¡Gracias a Carcass por existir!

Con casi media hora de retraso pudimos ver a Iced Earth los que no nos dolía en lo más mínimo perdernos a The Offspring. ¿Somos hombres o payasos? OK la nostalgia, OK la época de secu y prepa, pero acababa de tocar Carcass y la adrenalina estaba a tope, irse a ver a The Offspring era como matar la fiesta antes del segundo six de cervezas y eso no lo podíamos permitir. Chalecos atascados de parches, barbas vikingas y melenas por debajo de la cintura empezaron a agitarse al sonar

El punk es nostálgico y con The Offspring era obvio que los flashbacks de los noventa harían de las suyas. Una avalancha de éxitos desataron el crowdsurfing y ese slam de amigos y puños al aire que tanto nos gusta. Desde el clásico conteo en español de “Pretty Fly (For a White Guy)” hasta el berreo en “Self Esteem”, los originarios de California compensaron todo ese tiempo -más de 15 años- que nos dejaron abandonados y nos hicieron saltar y cantar como en nuestra pubertad.

1-108web 1-109web 1-110web 1-111web 1-112web 1-113web 1-114web

Arch Enemy no se quiso quedar atrás y dieron una demostración de que hace mucho dejaron atrás los shows hechos para foros pequeños y demostraron que su espectáculo está hecho para festivales, pues a muchos nos dejaron con la boca abierta dando mucho más de lo que se esperaba de ellos.

4_arch-enemy-9 4_arch-enemy-8 4_arch-enemy-7 4_arch-enemy-6 4_arch-enemy-5 4_arch-enemy-4 4_arch-enemy-3 4_arch-enemy-2 4_arch-enemy-1

Deftones era una de las bandas más esperadas por lo que el ligero retraso en el escenario tenía impacientes a los fans que ya morían por tener de cerca a los -también- californianos. La noche había caído, la Luna era perfecta y la hipnótica voz de Chino Moreno deleitó a los asistentes. Con un recorrido por casi toda su discografía, tuvimos desde los momentos más agresivos hasta el trance que pueden causar los temas de su White Pony. Las casi tres décadas de la agrupación no son impedimento para su vocalista que bajó al público en distintas ocasiones y se entregó por completo, incluso usó una máscara de Slipknot y lució una playera de los Pumas. Una hora no es suficiente para lo que esta banda provoca.

1-117web 1-118web 1-119web 1-120web 1-121web 1-122web 1-115web

El final había llegado. El telón rojo se abrió y Slipknot se encargaría de cerrar su festival. Por segunda ocasión, Corey Taylor nos llamó su familia y aunque se mostró un poco más serio que el año pasado, nunca perdió el carisma. El setlist también varió para los que estuvieron ahí en 2015, aunque algunos éxitos por obvias razones tuvieron que repetirse. Todo iba bien hasta que presentaron un tema del querido Iowa, The Heretic Anthem” que trágicamente no pudo ser escuchado en su totalidad debido a un problema en el audio.

Después del segundo intento fallido, la incertidumbre reinó por algunos minutos. El silencio sepulcral nos hacía pensar lo peor. Sin embargo, el -ahora apenado- líder de la banda a su regreso prometió que no se darían por vencidos si ese inconveniente volvía a suceder. Para nuestra fortuna, el show pudo continuar y ese trago amargo no opacó el increíble fin de semana que vivimos en compañía de nuestras bandas favoritas y mejores amigos. Slipknot hizo la promesa de que el KnotFest México volverá cada año si nosotros así lo deseamos y es más que obvio cual es nuestra postura al respecto.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply