Por siempre emo kids con The Maine, Mayday Parade y Say Ocean

El pasado sábado 22 de junio tuvimos un nostálgico combo cortesía de The Maine, Mayday Parade y los mexicanos de Say Ocean. Desde temprano el pop punk de los tapatíos inundó el Plaza Condesa. Piña, Pako y Dan demostraron que ya se la saben cuando se trata de ser teloneros y sus fieles seguidores se encargaron de hacerlos sentir en casa.

Una manta con el nombre de Mayday Parade nos tenía de lo más emocionados pues pasaron siete largos años desde su última visita. Los originarios de Florida traían una energía increíble, Derek nunca dejó de saltar y su español nos sorprendió, pues aunque no es un experto, hizo un gran esfuerzo.

Su set fue conciso. Con un viaje desde sus inicios en 2006 y la primera canción que escribieron (“Three Cheers for Five Years”), hasta su más reciente álbum Sunnyland. Los éxitos de A Lesson In Romantics fueron los más celebrados, incluido “Miserable At Best”, donde el público cantó a una sola voz y varios quedaron con ojitos llorosos.

También pudimos disfrutar su cover a “Somebody that I Used To Know” y un pequeño homenaje a New Found Glory, My Chemical Romance y Taking Back Sunday en un breve popurrí acústico. Derek tuvo razón en algo: quien fue emo kid, siempre lo será y la gran mayoría estaba reunida en este concierto.

The Maine quería lograr el mejor ambiente posible, así que nos dejó algo muy claro desde el inicio: no importaba si no te sabías las letras de las canciones, el chiste era fingir que sí y disfrutar al máximo cada minuto. Desde Arizona, estos chicos uniformados dieron una presentación digna de festival donde todos la pasan saltando.

John estuvo muy parlanchín todo el tiempo, la pasó bromeando y hasta se quejó de la etiqueta “pop punk”. Otra de las sorpresas fue que desde los palcos podíamos ver a una emocionada Halsey gritar y cantar temas como “We All Roll Along”.

Interpretaron 16 temas en poco más de una hora. Sin encore, se despidieron con “Another Night On Mars” donde John se abrió paso entre el entusiasmado público. Como cereza del pastel, algunos afortunados se quedaron al M&G gratuito que la banda ofreció al terminar su show.

Fotos por Kat HB